martes, 7 de junio de 2016

MAKTUB

     Un hombre decidió visitar a un ermitaño que vivía cerca del monasterio de Sceta. Después de caminar sin rumbo por el desierto, acabó encontrando al monje.
      -Necesito saber cuál es el primer paso que hay que dar en el camino espiritual -dijo.
      El ermitaño lo llevó hasta un pequeño pozo y le pidió que mirase su reflejo en el agua. El hombre obedeció, pero el ermitaño empezó a tirar piedras al agua e hizo que la superficie se moviese.
         -No podré ver bien mi rostro mientras usted siga tirando piedras -dijo el hombre.
           -Del mismo modo que es imposible para un hombre ver su rostro en aguas turbulentas, también es imposible buscar a Dios si la mente está ansiosa con la búsqueda -dijo el monje.
           Éste es el primer paso.

PAULO COELHO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada