viernes, 20 de mayo de 2016

VENDE TU IMAGEN.

  Lo primero que tú vendes cuando visitas a un cliente es tu propia imagen. Para ello deberás tener seguridad y confianza en ti mismo y en tu producto. Usa ropa impecable, luce fresco y lozano, con buena disposición de ánimo, de buen humor. Sonríele al cliente. Míralo de frente, y de vez en cuando baja la vista para no acosarlo con tu mirada. Conoce bien tu producto y cree que el mismo será de beneficio para tu cliente.
JOSÉ FARID H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada