martes, 19 de abril de 2016

DESPUES DE FRACASAR ATRAJO EL ÉXITO.

  El señor Marco Tulio me visitó y me dijo: ¨Maestro, soy un fracasado: Todo me sale mal en mis actividades. Mis familiares pasan discutiendo y peleando. Mi salud está hecha un desastre, pues sufro de insomnio, jaquecas y malestares gástricos. Las medicinas no me sirven y espero de un momento a otro que me dé un infarto¨. Le dije: ¨Amigo, cambia tu fracaso en éxito¨. Me miró asombrado, incrédulo. Yo recalqué: ¨Si crees que no has fracasado, y que eso que llamas fracaso es sólo una dificultad superable, que no es tan grave como te has imaginado; si consideras que tú tienes energía interior, capacidades e inteligencia para trabajar y encontrar la solución, pronto todos tu males desaparecerán. Realmente, no tienes malestares, esos es mentira, porque sólo existen en tu imaginación. Ahora lo que debes hacer es pensar: ¨No creo en el fracaso, ni en la enfermedad, ni en la desarmonía familiar. Sino, creo en el éxito, en el bienestar y en la armonía y la paz en mi hogar¨.

Marco Tulio me dijo que se sintió de repente lleno de energía y seguridad. Salió de mi oficina con un rostro optimista, confiado y sereno. Hace poco regresó a mi despacho diciéndome que había practicado mis orientaciones. ¨He convertido mi fracaso en éxito¨, afirmó, y añadió con entusiasmo:¨Me propuse no pensar nunca más en mis problemas, sino que ese tiempo que desperdiciaba regañando, discutiendo y lamentándome, lo dedicaba a meditar sobre la manera como debía conducir mejor mis actividades. La mente se me iluminaba con buenas ideas, que no postergaba como antes, sino que las ponía en práctica casi inmediatamente. Ahora estoy bien de salud, mis negocios han mejorado y en mi familia hay paz. Actualmente soy triunfador, no fracasado¨. Y añadió feliz: ¨Gracias, Maestro, por ayudarme a encontrar el éxito¨.

JOSÉ FARID H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada