jueves, 21 de abril de 2016

AHORA QUE TENGO TIEMPO.

Ahora, sobrado de tiempo... pienso,
En mis hijos y en ti, Julia
¡no hay mejor bálsamo!
¡no hay mejor cura!
Te escribo a ti, que me amas
A ti, que sufres por mí y
Exteriorizas tu pesar, al son
Del vals de tu dulzura... a ellos
Dos cuerpos, dos azucarillos
Que se diluyen en tu sangre
Dos almas, dos niños,
Galopando entre mis venas.
Hoy vuelvo a dar gracias a Dios
Por los dos ¨peques¨ de mi fuente
Hermosos ríos de tu mar... azul...
Saco los recuerdos del baúl
Desde aquí, en este hospital
Donde discurre lento el día
Y los enfermos son, reyes del tiempo,
Pensión inerte huésped del mal
Que se engaña mejor con una vía,
Y así voy amor, recuperando el cuerpo
Cerrando la mente a canto y cal.

A mi familia, porque sabéis
Que mi vida... sin vosotros
Carecería de sentido
Quizás por eso... aún sigo aquí
¡Os quiero a morir!
(El papa, hospitalizado en el Virgen de la Luz de Cuenca por accidente de tráfico)
9 de junio de 2oo3.

JUAN M. CLIMET

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada