lunes, 21 de marzo de 2016

HABLEMOS DE UN HOMBRE II

II
Ahora que no te tengo,
en momentos, arropado de lamentos,
te busco en tus escritos
para ir a ti... y luego vengo.
Soñador de gente buena
que dejaste a tu fiel ¨Sancho¨
ni sereno, ni borracho
me puedo quitar la pena.
Con caligrafía de imprenta
sin faltas de ortografía
qué letra tan perfecta
puerta abierta a la fantasía,
cuánta gente recibía
compartiendo una comida
de tu mirada, transparencia
de tu boca, la alegría
de tu mente, sabiduría,
para todos repartida.
Jugoso pan, tierno alimento
así enseñaba, si uno le escuchaba.
Ser sensible, que con poco lloraba
seguro que sonrió, en su último aliento
ni una lágrima, ni un lamento.
Privilegiado de memoria,
que nunca olvidó su historia.
Hoy buceo en tus escritos... ¡Padre!

JUAN MARCOS CLIMENT CARBONELL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada