domingo, 20 de marzo de 2016

ENVIDIADO POR SU COLABORADOR.

  José Ignacio era un buen trabajador, honrado, dinámico e inteligente. Utilizaba sus facultades para tener éxito. Fue así como después de diez años de trabajar para una gran empresa pidió su liquidación y estableció su propia industria, con sus ahorros. Una pequeña empresa, que comenzó a darle buen resultado.

Uno de sus ex-compañeros de trabajo, llamado Alvaro, quedó sin empleo. Le solicitó al amigo que le diese trabajo en su fábrica. José Ignacio lo empleó pagándole un excelente sueldo y colocándolo desde un principio en una posición de jerarquía dentro de la empresa, ya que le nombró Sub-gerente.

Algunos meses más tarde José Ignacio comenzó a padecer de insomnio, angustias, temores infundados, arrebatos de cólera y estrés, sin ningún motivo aparente. Visitó a un Orientador Metafísico, quien descubrió que la causa de sus problemas era la envidia de su colaborador inmediato. José Ignacio pensó despedirlo del empleo, pero aconsejado por el Orientador no lo hizo. José Ignacio oraba por él, enviándole deseos de que se arrepintiese de su error.

Meses más tarde, Alvaro enfermó y tuvo que depender de sus familiares y de su amigo José Ignacio para sobrevivir. Este último se había recuperado totalmente de sus malestares y su empresa marchaba óptimamente. Por sugerencia de José Ignacio, Alvaro también visitó al Orientador social, quien le dio un tratamiento espiritual para librarse de sus pensamientos y sentimientos negativos. EVITA LA ENVIDIA, ELLA TE HARÁ FRACASAR Y SER INFELIZ.

JOSÉ FARID H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada