domingo, 13 de marzo de 2016

DESPUÉS DE HABER CAVADO.



Después de haber cavado este barbecho,
me tornaré un descanso por la grama
y beberé del agua que en la rama
aumenta su frescura en mi provecho.


Me huele todo el cuerpo a recienhecho
por el jugoso fuego qu lo inflama;
cunde la creación y se derrama
a mi mucha fatiga como un lecho.


Se tomará un descanso el hortelano
y aliviará sus penas, combatido
por el viento y el sol de un tiempo manso.


Y otra vez, inclinado cuerpo y mano
seguirá ante la tierra perseguido
por la sombra del último descanso.

MIGUEL HERNÁNDEZ.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada