lunes, 7 de marzo de 2016

AUTORIDAD.


  Un vecino acudió a Nasrudin a pedirle prestado un asno.

  ¨Lo siento, pero lo he alquilado¨, le dijo Nasrudin.

En aquel momento, el animal comenzó a rebuznar en la cuadra.

  ¨¡Pero si lo estoy oyendo rebuznar...!, dijo el vecino.

  ¨¡Pero, bueno...!, ¿a quién vas a creer; al asno o a mí?¨

ANTHONY DE MELLO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada