domingo, 14 de febrero de 2016

EL LIBRO DE ORO.

-336-
  No es beneficio el que nos obliga a recibir.

-337-
  Nadie se cree culpado si es él su mismo juez.

-338-
  No puede el codicioso ser agradecido.

-339-
   No hay contentamiento más cierto que el que no se puede quitar.

-340-
No hay desgracia igual a la execración pública.

SÉNECA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada