viernes, 6 de noviembre de 2015

COMO SOLUCIONÉ UN PROBLEMA LABORAL.


  Cuando mis mensajes encuentran receptividad en algunas personas, me siento más que satisfecho, muy feliz, tal como fue el caso de Ángel, juntamente con sus compañeros y patronos. Mis orientaciones, ciertamente han sido inspiradas para que contribuyan a la paz, la armonía, el progreso y las buenas relaciones entre los humanos. Gracias a Dios, día tras día están produciendo maravillosos frutos. Felicito a mi amigo Ángel, a sus compañeros y a la empresa donde trabaja. A continuación el texto de su carta, que es como sigue.

¨Muy apreciado Maestro: Desde que lo visité a usted hace tres años he sentido una benéfica influencia en mi vida. Recuerdo que en esa ocasión tuve la oportunidad de escuchar sus consejos y recibir tres maravillosos libros. Todo lo cual ha sido como una bendición para mí, mis familiares y algunas amistades. El año pasado nuevamente le hice otra visita y otra vez recibí bastante ayuda metafísica, pues sus consejos tienen poder. Todos los días leo sus columnas en el periódico de la localidad, donde encuentro un estímulo y cuando salgo para el trabajo llevo en mi mente sus orientaciones.

JOSÉ FARID H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada