viernes, 2 de octubre de 2015

ALICANTE.


     Qué añoranza, cuánta dicha... Alicante
Volverte a ver, pasear por el puerto
Con un ir y venir, como siempre palpitante
Volverme a sorprender, feliz por haber vuelto.
Recuerdo mi primer beso en Carolinas
Escondido tras la sombra de un farol
En el Raval-Roig, las primeras niñas
Y en cualquier sitio, jugando al futbol
Nos citábamos en la Plaza de Luceros,
Los viernes, tocaba ir al Barrio... cómo no
El sábado al Postiguet a ponernos morenos
Y el domingo, al cine, a ver algo bueno.
De moros vestidos, en las fiestas de San Blas
De fuego impregnados en la hogueras de San Juan
Nadie se extraña, ni pregunta ¿de qué vas?
Todo es una fiesta, donde se reparte el pan
Te ofrecen Cantabria al mediodía
Reservando el Cantahueso para después
Juerga, baile, juegos y alegría
Así noche y día, mientras resistan los pies.
Entrelazada por tus razas, ciudad deslumbrante
Reposa tu Castillo, fudiéndose en la roca
Tan orgullosa y libre, respira mi Alicante
Que deseos de volver, al caminante... provoca.

A mi ciudad, Alicante, donde cursé mi adolescencia.
Marzo de 2003.

JUAN MARCOS CLIMENT CARBONELL. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada