miércoles, 23 de septiembre de 2015

MAKTUB.



  El discípulo se acercó al maestro:
-Durante años he buscado la iluminación -dijo-. Siento que estoy cerca.
Quiero saber cuál es el paso siguiente.
-¿De que vives? -le preguntó el maestro.
-Todavía no he aprendido a ganarme la vida; me ayudan mi padre y mi madre. En cualquier caso, es un detalle insignificante.
-El paso siguiente es mirar al sol durante medio minuto -dijo el maestro.
El discípulo obedeció. Al acabar, el maestro le pidió que describiese el campo a su alrededor.
-No puedo verlo, el brillo del sol cegó mis ojos respondió el discípulo.
-Un hombre que sólo busca la luz, y deja sus responsabilidades a los demás, acaba por no encontrar la iluminación. Un hombre que mantiene sus ojos fijos en el sol acaba por quedarse ciego -comentó el maestro.

PAULO COELHO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada