jueves, 10 de septiembre de 2015

MAKTUB.



  Un forastero buscó al padre Pastor en el monasterio de Sceta.
-Quiero mejorar mi vida -dijo-. Pero no consigo dejar de pensar en cosas pecaminosas. El padre Pastor se dio cuenta de que fuera hacía viento y pidió al forastero:
-Hace calor aquí. ¿Podrías coger un poco de viento de fuera, traerlo para refrescar la sala?
-Eso es imposible .dijo el forastero.
-También es imposible dejar de pensar en cosas que ofenden a Dios -respondió el padre-.Pero si sabes decir que no a las tentaciones, no te causarán ningún daño.

PAULO COELHO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada