domingo, 20 de septiembre de 2015

INTRODUCCIÓN.


  A lo largo de más de treintas años y debido a mis cerca de cien viajes a Oriente, he tenido ocasión de ir recopilando incesantemente narraciones espirituales que los maestros han ido transmitiendo a sus discípulos desde la noche de los tiempos. He seleccionado medio centenar para que el lector pueda reflexionar y meditar sobre ellas y, asimismo, regalárselas a otra personas, pues no hay presente más elevado y precioso que el que es portador no sólo de amor, sino también de sabiduría.
Estas significativas historias dicen en pocas palabras más que tratados enteros de metafísica o filosofía. Admiten diversas lecturas y también son comprensibles en mayor o menor profundidad dependiendo del grado de entendimiento y madurez espiritual del que las lee. No basta con leerlas una vez, sino que es mejor hacerlo más de una vez, y dejar que no inspiren y que nos revelen lo que está más allá de las palabras y de los conceptos.
La lectura de estas historias nos permite disfrutar, pero además producen en nuestra alma ¨golpes de luz¨ que son también reveladores. Puede uno abrir el libro por cualquiera de sus hojas y gozar leyendo una y otra vez estas narraciones que, siendo tan antiguas, siempre parecen nuevas y predisponen nuestra mente hacia la reflexión lúcida, estimulando nuestro potencial interior transformativo.
Tan orientadoras son estas historias, y por lo general tan amenas e incluso divertidas, que toda clase de público conecta perfectamente con ellas, incluidos los niños de corta edad. Sé de muchos padres que habitualmente (¡qué bien hacen!) se las leen a sus hijos y las comentan con ellos; sé de maestros que las relatan a sus alumnos y de extraordinarias comunicadoras de la radiodifusión (como mis buenas amigas Rosa María Belda y María Quirós) que se sirven de ellas, con gran acierto, en muchos de sus programas.
Estas historias intemporales forman parte del patrimonio espiritual y cultural de la humanidad. Muchas de ellas surgieron en la India y luego se filtraron a otros muchos países de Oriente, para llegar en estos últimos años a Occidente y hacer las delicias de jóvenes y ancianos.
En esta misma editorial, he tenido ocasión de publicar ya varios volúmenes de cuentos, entre ellos: Cuentos espirituales de la India, Cuentos espirituales del Tíber, Cuentos espirituales del Himalaya y Cuentos espirituales de Oriente y Cuentos espirituales de la China. Todos estos volúmenes han tenido una acogida formidable por parte del lector. En este libro incluyo narraciones no recogidas en las otras obras, seguidas de una reflexión que desencadenará otras muchas en el lector, por lo que de alguna manera autor y lector se sentirán muy cerca indagando conjuntamente en el amplio universo de los significados más profundos y los sentidos más elevados. Todas estas narraciones son una invitación a que despertemos en nosotros lo que hay de más hermoso y constructivo, y nos ofrecen, con su peculiar característica, claves par el entendimiento intuitivo y no solamente intelectivo, y ¨pistas¨ para poder seguir sin desfallecer por la senda hacia la libertad interior, cuyo eco de infinitud palpita en todo ser humano con intenciones nobles.

RAMIRO A. CALLE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada