jueves, 13 de agosto de 2015

ESTADOS DE LA MENTE.


  Para poder usar tu mente subconsciente de forma efectiva debes permanecer en un estado alterado de conciencia. Un estado natural, pero que es diferente del estado habitual de vigilia. El primer trabajo documentado que demuestra esto es, según tengo entendido, el que desarrollaron Elmer y Alyce Green en la Fundación Menninger entre 1964 y 1973. Este matrimonio analizó a individuos que habían logrado lo que parecían en ese momento hazañas sobrehumanas. Estudiaron, entre otros, a faquires mientras eran enterrados vivos durante seis días, o tumbados sobre camas de clavos, o mientras modificaban su ritmo cardíaco o su temperatura corporal. Estudiaron a Jack Schwarz, de Oregón, mientras se atravesaba los brazos con varillas metálicas sin esterilizar. Schwarz controlaba su sangrado, nuca tuvo ninguna infección y sus heridas sanaban rápidamente sin dejar ninguna marca. Los Green examinaron su temperatura, resistencia de la piel, presión sanguínea, pulso y ondas cerebrales.
Se daba una circunstancia común en todos estos casos extraordinarios; los individuos se encontraban en un estado alterado de conciencia.
Existen cuatro estados de la mente -BETA, ALFA, THETA Y DELTA-, los cuales se distinguen por un cambio en las ondas cerebrales que pueden medirse mediante un electroencefalograma.
El estado BETA es nuestro estado normal de vigilia, y se caracteriza por tener una frecuencia de ondas de entre 14 y 100 Hz (ciclos por segundo o cps). La frecuencia no es solamente más elevada que en los otros estados, sino también más errática. Esto es porque nuestra mente despierta está activa. Estamos pendientes de muchas cosas que suceden a nuestro alrededor. Este estado de alerta es necesario para vivir el día a día y para nuestra supervivencia. Nuestra atención fluctúa constantemente.
El estado ALFA se caracteriza por una frecuencia de ondas de 8 a 13 Hz. Entramos en este estado varias veces al día, pero de forma fugaz. A veces nos quedamos suspendidos en él. Llamamos a esto soñar despierto. Quizás en un momento dado estabas aburrido, por ejemplo, haciendo cola en un establecimiento. Tenías la vista clavada en un punto, pero no estabas concentrado en lo que mirabas. Tu mente se hallaba en algún otro lugar. Te encontrabas en el estado ALFA. Al estado ALFA se le conoce como estado ¨meditativo¨; un estado de relajación y concentración. En él, pierdes la noción del tiempo. Puedes haber permanecido mirando la pared durante cinco minutos, pero crees, erróneamente, que estuviste mirándola solo durante unos segundos.
El estado THETA (de 4 a 7 Hz) es similar al estado ALFA pero un poco más profundo, y se caracteriza por las percepciones intuitivas repentinas. Esas percepciones o pensamientos son colectivos. Un clásico ejemplo del pensamiento colectivo se establece comparando el modo en que Beethoven y Mozart compusieron su música. Beethoven componía linealmente, nota a nota, a menudo yendo hacia delante y hacia atrás para cambiarlas, Mozart dijo en una ocasión que una composición le llegaba de golpe y completa. Todo lo que tenía que hacer era escribirla en un papel. Este es el paradigma del pensamiento global.
Por último tenemos el estado DELTA (3 Hz o menos). Es el estado de reposo total durante el cual no hay conciencia, se detiene casi por completo la actividad cerebral y ni siquiera aparecen sueños -los sueños se suceden en los estados ALFA y THETA.








LOS CUATRO ESTADOS DE LA MENTE
ESTADO
FRECUENCIA DE ONDA CEREBRAL(CICLOS/SEGUNDO)
DESCRIPCIÓN
COMENTARIOS
BETA
14 a 100
Despierto
Muy activo. Pendiente de muchas cosas
ALFA
8 A 13
Meditativo
Atención focalizada. Diferente noción del tiempo
THETA
4a7
Inspirativo
Inspiración súbita Pensamiento colectivo
DELTA
3 O menos
Dormido
Sin conciencia
Volviendo a los sujetos estudiados por los Green que llevaban a cabo hazañas extraordinarias, lo único que tenían en común cuando controlaban sus funciones corporales involuntarias era que se encontraban en el estado ALFA o THETA. Estos estados son, pues, la puerta de entrada a la mente subconsciente. Mientras permanezcas en el estado ALFA o THETA, tu mente subconsciente aceptará sugestiones y órdenes con facilidad. Pero si te encuentras en estado BETA, las sugestiones y órdenes que le des a tu mente subconsciente serán inefectivas, puesto que entonces domina la mente consciente.

HARRY W. CARPENTER.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada