martes, 7 de julio de 2015

SERRANÍA DE CUENCA.


Cuenca, Belmonte, Motilla
Tarancón, Uclés, Cañete,
San Clemente, Minganilla,
Priego, Belinchón y Huete.
Es la Cuenca que venía
En la vieja geografía,
Que aprendimos con soltura
Por salvar la asignatura.
Pero existe otra más bella
Que sorprende a quien la huella
Es la Cuenca que fascina,
Que te embriaga, que alucina.
La de ríos cristalinos
que discurren entre pinos
e invitan a sus gentes
Con solemnidad que asusta
a sus aguas transparentes
más que beber, se degusta.
Es la de extenso pinares
De vientos en sinfonía
Que entonando van cantares
Cual erguida escolanía
Y naciendo desde el suelo
vuelan hasta el Cielo
Es policromía de verdes
Es un sinfín de colores
Que sirvió para copiar
A los más grandes pintores.
La de peñas esculpidas
En mil figuras informes
Que mirándolas comprendes
La pequeñez de los hombres.
Esa Cuenca de tal natural belleza,
Que te embriaga y absorbe la cabeza
Ignorada y que yo desconocía
Es la Cuenca de la Serranía.

Otoño de 1999.

JUAN MARCOS CLIMENT CARBONELL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada