martes, 14 de julio de 2015

LA VOLUNTAD POSITIVA.


Las motivaciones de quienes tienen voluntad positiva o negativa, son casi las mismas. Por lo general, todos aspiran a lograr la felicidad. Sólo que quienes tienen voluntad positiva alcanzan la verdadera dicha, ya que disfrutan de la tranquilidad, la paz interior, la calma y los goces espirituales. Esta felicidad es perdurable, no efímera, pues está basada en actos de una voluntad positiva, como son el trabajo, el estudio, el ahorro, las buenas costumbres, buenos hábitos, la rectitud y la honradez.

La metafísica enseña a ser positivos. A programarnos en forma constructiva, mediante pensamientos y sentimientos de amor, Fe y rectitud. Una persona puede tener algunas acciones positivas y otras negativas, pero este modo de ser dual es peligroso, por cuanto todos los errores traen sufrimientos. Sólo la voluntad positiva nos puede dar una vida plena de felicidad.

JOSÉ FARID H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada