lunes, 13 de julio de 2015

LA VOLUNTAD NACE DE LA MOTIVACIÓN.


  La persona pone a funcionar su voluntad cuando es impulsada a actuar en una forma u otra, debido a una motivación poderosa. Todos tenemos motivaciones que nos incitan a realizar lo que hacemos. Todo cuanto realizamos es estimulado por un deseo, una ambición, una aspiración. En los casos de los delincuentes, ellos están motivados por la meta de la ganancia de dinero fácil, a fin de darse una gran vida sin mucho esfuerzo, aunque con muchos riesgos. Igualmente, el borracho, el drogadicto, tienen las motivaciones de los placeres sensuales, evadirse de la realidad y no enfrentar los problemas, que para ellos son supremamente graves. Estas personas no utilizan la reflexión ni el sentido común, para comprender los riesgos y peligros que implica su actuación viciosa. No piensan que su falta de carácter puede destruirlos. El jugador empedernido es motivado a ganar una fortuna y vivir sin trabajar. Todos estos individuos tienen voluntad negativa, porque utilizan su poder interior, movido por el Subconciente, con motivaciones realmente poderosas.

JOSÉ FARID H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada