martes, 23 de junio de 2015

PUSE MANOS A LA OBRA.


A la mañana siguiente adquirí los ingredientes necesarios y en el horno de la cocina de la casa, nos dedicamos, mi esposa, mis hijos y yo, a fabricar pan. Creo que el olor tan delicioso del pan recién horneado atrajo a una vecina, quien inmediatamente hizo una buena compra. La voz se corrió entre todo el vecindario y no alcanzó la primera tanda para las solicitudes, por lo que tuvimos que hacer otra horneada. A los vecinos les encanta nuestro pan porque es muy delicioso, más barato que el que distribuyen las panaderías y además lo llevan calentito. Dios lo guarde, maestro, para que siga orientando a las personas que necesitan de un buen consejo, como ha sido el caso mío y el de otras personas que conozco. De usted atentamente, Omar M.¨

Para llegar a tus metas, debes enfrentar las dificultades que se presenten con fe en Dios y en sí mismo.

JOSÉ FARID.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada