lunes, 29 de junio de 2015

EDUCACIÓN.

  Uno de los pocos hombres que han caminado por la luna cuenta cómo tuvo que reprimir sus instintos artísticos cuando llegó al satélite.

  Recuerda que, cuando se hallaba mirando embelesado a la Tierra, estaba como paralizado por el asombro y diciéndose para sí: ¨¡Dios mío, que preciosidad!¨

   Pero enseguida, volviendo en sí, se dijo: ¨Deja de perder el tiempo y dedícate a recoger piedras.¨

  Hay dos tipos de educación;
  la que te enseña a ganarte la vida
  y la que te enseña a vivir.


ANTHONY DE MELLO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada