jueves, 25 de junio de 2015

EDUCACIÓN.

  El pequeño Johnny estaba siendo sometido a unas pruebas para conseguir un papel en una obra de teatro que se iba a representar en la escuela. Su madre sabía que el muchacho había puesto en ello toda su ilusión, pero ella temía que no iban a escogerlo. El día que se repartieron los papeles, Johnny regresó corriendo de la escuela, se echó en brazos de su madre y, lleno de orgullo y de excitación, le gritó: ¨¿A que no sabes una cosa? ¡Me han escogido para aplaudir!¨

ANTHONY DE MELLO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada