lunes, 8 de junio de 2015

EDUCACIÓN.


La familia tomó asiento en el restaurante para cenar. Llegó la camarera, tomó nota de lo que deseaban los adultos y luego se dirigió al muchacho de siete años.

¨¿Qué vas a tomar?¨, le preguntó.

El muchacho miró con timidez en torno a la mesa y dijo: ¨Me gustaría tomar un perrito caliente.¨

Antes de que la camarera tuviera tiempo de escribirlo, intervino la madre: ¨¡Nada de perritos calientes! ¡Tráigale un filete con puré de patatas y zanahorias!¨

La camarera hizo como que no la había oído. ¨¿Cómo quieres el perrito caliente; con ketchup o con mostaza?¨, le preguntó al muchacho.

¨Con ketchup.¨

¨Vuelvo en un minuto¨, dijo la camarera dirigiéndose a la cocina.

ANTHONY DE MELLO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada