viernes, 5 de junio de 2015

POR UNOS DÍAS.


Por unos días vinisteis a Cañete
En la hostelería os dimos la bienvenida
Llegásteis con mucha hambre,
Corriendo, directos a la comida
Pues ya era un poquito tarde
Y en eso sólo, pensaba vuestra mente.
Recuperados, pisamos esta tierra
El hermoso río Cuervo visitamos,
Virgen, río Cuervo natural
Cualquier soñador mortal
Se olvida de todo mal
Caminamos por la Sierra
Muchos ríos contemplamos
Y al vértigo de Cuenca
Todos nos asomamos
Agua... agua... agua
Que fecundas la tierra
Que recorres alegre
Don de la naturalez
Así la vida empieza
Verde que te quiero verde.
Los pinos, la sabina, el espliego
Colores de este tapiz manchego,
Cárdeno al atardecer sus cielos
Verde el de sus huertales
Ocre el de sus campos yermos
Dorado el de sus trigales.
Por unos días... compañeros
Por unos días... amigos
Compartimos y vimos una maravilla
En esta deslumbrante mancha de Castilla.

Hostelería de Cañete, Cuenca. Mayo de 1997.

JUAN MARCOS CLIMENT CARBONELL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada