miércoles, 17 de junio de 2015

CUENCA.



Cuento viviente de hadas,
Abrazo de pino y viento
Abrazo de tus arterias.
Que vivifican tu suelo.
Contraste de llanura y rocas
Cantos de locuras cuerdas
De tu Sancho Bonachón
Y tu Hidalgo Caballero.
Hechizo, bruma, misterio...
Que inspiras quedito a quedo,
Con tus sombras, con tus luces
Aprendices de Poeta.
Colores de ocasos y albas
Verdes, rojos, ocres, sienas
Que pintores en sus lienzos
Te han captado viva y tierna
Rocas con soplos de vida.
Murallas de altivas piedras
Casas sin alas volando
Así eres tú, Noble Cuenca.
Ciudad con efluvios moros
Entroncada en ti Judea
Hospitalaria y señora
Con los hijos de otras tierras.
Todo eso y mucho más, eres tú,
Cuenca encantada
Sinfonía de altos pinos
Sonata de claras aguas.

Octubre de 1998

JUAN MARCOS CLIMENT CARBONELL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada