domingo, 24 de mayo de 2015

HERIDAS.



A veces hay baladas
Que se convierten en puñaladas.
A veces, hay caminos de rosas
Y poco a poco te destrozas.
A veces, se hace imposible respirar
Y crees que el whisky te puede ayudar.
Si detrás de todo,
Detrás de las baladas,
Detrás de las rosas,
Detras del whisky
Se esconde una mujer.
Tendrás más de una herida
Tendrás más de un pinchazo
Tendrás más de una caída,
Pero en cada acometida
Pero en cada sendero
Pero en cada bebida
Te seguirá moviendo
El misterio de la vida
La magia del mundo.

A mi primo Alejandro y a Ella.
Alcira, Valencia.

JUAN MARCOS CLIMENT.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada