sábado, 2 de mayo de 2015

CASOS DE LA VIDA DIARIA.


Creo que la teoría y la práctica deben ir juntas para poseer un conocimiento satisfactorio. Porque si se tiene solamente la teoría, todo el conocimiento sobre este tema resultaría fantasía.

Y si se tiene la práctica únicamente todo se convierte en una simple tarea rutinaria. En razón de estas consideraciones, traigo a colación estos casos de la vida diaria, uno de los cuales es el de Martha B., el que me permito insertar a continuación.

¨Estimado Maestro¨, dice Marta en su carta, ¨sea lo primero saludarlo y desearle bienestar para que siga con su noble labor de dar orientación. Como usted recordará, cuando lo visité hace aproximadamente un año, yo me encontraba desesperada, pues imaginaba lo peor, ya que me creía sin fuerzas para seguir adelante. Usted me dijo que yo tenía un poder interior para resolver mis problemas. Esta afirmación me pareció como si fuera una broma de su parte y por tal motivo sonreí incrédula. Pero usted, maestro, me repitió la misma frase varias veces, añadiendo que todos tenemos facultades, pero la mayoría las tiene sin desarrollar y por eso no las utilizamos para superar los problemas de la vida y tener éxito.¨

JOSÉ FARID H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada