sábado, 15 de noviembre de 2014

DESARROLLO PSICOMOTRIZ


    MES 1

  • ACTIVIDAD CORPORAL. Se mantiene todavía cierta influencia del periodo fetal. Ello se debe a que en el bebé los puños se encuentren cerrados y las piernas, siempres, flexionadas; mueve ligeramente la cabeza cuando está boca abajo; distingue sobre todo los sabores salado y dulce ( preferible este último ); su agudeza visual es mayor para los objetos situados a 30 cm y aprende poco a poco a mirar y fijar la vista sobre éstos, o sobre caras. Casi todos los movimientos se basan en reflejos; si le damos nuestro dedo, lo aprieta con fuerza; si le acariciamos la cara, gira la cabeza hacia el lado de la caricia; si escucha un ruido, extiende brazos, piernas y manos.
  • RELACIÓN CON EL ENTORNO. El bebé está casi todo el tiempo dormido, despertándose y llorando cuando tiene hambre o se siente molesto ante algo ( el pañal húmedo, por ejemplo ); abre y cierra la boca como si hablara, emitiendo de vez en cuando algunos sonidos; le molestan los ruidos fuertes; reconoce los olores de la persona que más tiempo pasa con él ( en particular, el de la madre ), traquilizándose ante la voz de ésta. Nuestra piel es la mejor manera de comunicarnos con él.
PARA ESTIMULARLE. A este efecto, hay que hablarle o cantarle con frecuencia para que se acostumbre a nuestra voz; darle un masaje después del baño; mirarle a los ojos cuando se le alimenta; colocar algún objeto móvil y musical en la cuna. Hablar con frecuencia con el bebé-y más tarde con el niño-tiene, aunque no lo parezca, unos efectos muy positivos ya que facilitamos así el desarrollo de sus capacidades intelectuales y, en concreto, las uniones entre los millones de neuronas del cerebro, pilar fundamental para las capacidades intelectuales futuras del niño.

MES 2
  • ACTIVIDAD CORPORAL. El bebé comienza a estirar la mano, la chupa y juega con la lengua; puede mantener erguida la cabeza durante unos segundos; fija su atención en muchos objetos y cada vez con mayor frecuencia; es capaz de seguir algo con la mirada ( a personas u objetos móviles ).
  • RELACIÓN CON EL ENTORNO. Al bebé le atraen los objetos de colores llamativos y, particularmente, los móviles; reconoce las voces que oye con frecuencia, y, a veces, les responde con una sonrisa e incluso suele permanecer quieto cuando se le habla; mueve brazos y piernas si está contento.
  • PARA ESTIMULARLE. Hay que hacer gestos exagerados con nuestros ojos, boca, etc., para que el bebé nos imite; mirarle siempre a los ojos; hablarle suavemente y facilitar su sonrisa. Disfruta mucho cuando se le canta, se le habla...

MES 3

  • ACTIVIDAD CORPORAL. El bebé abre las manos y juega con ellas, mirándolas con frecuencia y haciendo diversos movimientos; sujeta la cabeza cuando se le mantiene erguidi; se sostiene en la cuna sobre los brazos y levanta la cabeza.
  • RELACIÓN CON EL ENTORNO. El bebé sonrie a casi todo el mundo; emite sonidos cuando alguien se dirige a él, o cuando está solo y contento; reconoce con la mirada a las personas habituales de su entorno.
  • PARA ESTIMULARLE. Hay que darle juguetes blandos en la mano para que juegue ( en esta fase, la actividad manual es importante ); presentarle pequeños juguetes para que fije su mirada en ellos y luego los siga cuando juegue con ellos; hablarle mucho y esperar que nos conteste con sus ruidos.

TXUMARI ALFARO

PEDRO RAMOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada