lunes, 3 de noviembre de 2014

ALERGIAS Y ASMA.


  Algunas alergias como el asma y la fiebre del heno son provocadas por el polen que, transportado por el viento, llega hastas nuestras vías respiratorias. Numerosos análisis científicos han demostrado que el polen puede ayudar a crear inmunidad contra todas estas alergias. En un informe americano ( Florida Farmers Bulletin del 15 deoctubre de 1969 ) se explica cómo pueden suavizarse o eliminarse totalmente estas alergias a través del consumo de miel no tratada. El Doctor Jarvis recomienda masticar panales de miel. " Si se empiezan a masticar los panales de miel un mes antes de la época de la fiebre del heno, podremos escapar a este tormento, o al menos sufrirlo de forma mucho más atenuada ". Los paneles de miel y la miel no tratada contienen gran parte de ese polen que encontramos concentrado en el polen de las flores. En una experiencia realizada en la Landesimpfanstalt de Baviera, entre los años 1976 y 1979, se trataron a 122 personas con capsulas de polen. La terapia empezaba como mínimo unas ocho semanas antes de iniciarse la época de la fiebre del heno. Siete de las personas que seguían el tratamiento tuvieron que ser eliminadas por razones prácticas ( mudanzas, traslados, etc. ) y entre las 115 personas restantes, 108 pudieron experimentar una notable mejoría a partir de la primera sesión. No se observó ningún efecto secundario. Entre los años 1934 y 1978, el Doctor Conway de Colorado trató con polen de flores a unas 100.000 personas que padecían diversas alergias. " A partir del año 1934, empecé a observar un notable éxito: los sintomas desaparecieron totalmente en más de un 90% de mis pacientes, mientras que el 10% restante llegó a experimentar al menos una ligera mejoría ".
  Estudios recientes han permitido observar que una parte de los componentes del polen pasan directamente del estómago a la sangre, donde ha podido ser detectado algunos instantes después de haber sido ingerido. Se cree que este es el motivo por el cual personas sumamente alergicas al polen, pueden ingerirlo sin ningún problema e inmunizarse así conra las alergias. Cualquier persona propensa a la fiebre del heno, debería inmunizarse contra este tormento tomando polen de flores, pues aunque esta inmunidad no esté totalmente garantizada en todos los casos, casi siempre suele observarse una notable mejoría.

K.A.BEYER.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada