miércoles, 10 de septiembre de 2014

A LA VIRGEN MARIA.



Zagala divina
bella labradora,
boca de rubíes,
ojos de paloma,
altísima Virgen,
soberana aurora,
arco de los Cielos
y del sol corona:
tantas cosas cuentan
sagradas historias
de vuestra hermosura,
que el alma me roban;
que tenéis del Cielo,
morena graciosa,
la puerta en el pecho,
la llave en la boca.
Vuestras gracias me cuentan,
zagalas hermosa,
mientras más me dicen
más me enamoran.
Que tenéis la cara
como cuando llora
sobre blancos lirios
la mañana aljófar;
que sois nieve pura
sobre quien deshojan
purpúreos claveles
o encarnadas rosas.
Yo no sé quién sirve
hermosuras locas,
flores de la tierra
que la muerte corta
y deja de amores,
divina señora,
a cuya belleza
la luna se postra.
Vuestras gracias me cuentan,
zagala hermosa,
mientras más me dicen
más me enamoran.

Lope de Vega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada