domingo, 31 de agosto de 2014

LOS TICS DEL NIÑO.


  A partir de los dos años, puede que los niños repitan gestos con cierta frecuencia: son los TICS, desde un punto técnico estas alteraciones consisten en movimientos repetitivos, rápidos y sin objeto, cuya duración oscila entre unos pocos segundos y varios minutos.

  Los antecedentes familiares tienen un peso específico en la aparición de los TICS. Estas situaciones son más frecuentes cuando el niño se pone nervioso. Por lo general se manifiestan antes de los DOS AÑOS y nunca pasa de los DIEZ. Afortunadamente en la mayor parte de los casos el TICS desaparece en menos de un AÑO, aunque algunos tienden a mantenerse y dan lugar al TICS crónico.

  Es fundamental no reprender el TICS, no obsecionar al niño con ese movimiento que parece no controlar cuanto más se dirija la atención del niño hacía el TICS, más intenso se volverá éste y aumentará el peligro de que se notifique. La ansiedad del niño por la falta de control sobre su propio cuerpo puede aumentar. Sólo en el caso de que transcurran los meses y el movimiento no desaparezca debemos interesarnos por él. En ocasiones se ha recurrido, con resultados bastante positivos, a medicamentos como los tranquilizantes menores, que consiguen una disminución de la ansiedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada