sábado, 30 de agosto de 2014

LOS MANDAMIENTOS GITANOS.

  El principal nexo de unión del Pueblo Gitano es su propia Ley. Una ley que en formas concretas se ha ido transmitiendo a lo largo del tiempo en forma oral, y que les ha permitido sobrevivir como grupo, conservar un sistema y jerarquía de valores y dirimir los conflictos que puedan darse entre ellos.
  Existen tres puntos fundamentales: Fidelidad a la raza, al varón y a la palabra dada. Es decir no traicionar al gitano.
  Estos serían sus diez Mandamientos fundamentales:
 Respeto y obediencia a los mayores. Ellos son la autoridad.

 La sangre debe resarcirse con la sangre, bien del homicida o de un miembro de su familia. 
Si un miembro de la familia es golpeado los suyos tienen la obligación de defenderse.
 Máximo respeto a los muertos.
Guardar el luto supone vestir de negro, no escuchar música, no beber alcohol, dejarse la barba blanca.
Muerte o destierro es el castigo al adulterio o al estrumpo.
Quién haya abandonado a los suyos no puede acercarse a lugar alguno donde haya gitanos que conozcan su historia.
Está prohibido vender droga.
La mujer debe llegar virgen al matrimonio.
Robar a quien no sea gitano no es delito...       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada